El neumático es uno de los elementos de seguridad más importantes de un vehículo. Su buen uso y correcto mantenimiento deben ser prioritarios todo el año. Y se le debe prestar especial atención antes de salir de viaje, como en las vacaciones de verano, donde las temperaturas alcanzan los 40º en muchas zonas de España y el calor puede afectar a los neumáticos. AFANE, la Agrupación de Fabricantes de Neumáticos, nos recuerda algunos de los elementos que hay que tener en cuenta:

  • Comprobar la presión del neumático (siempre en frío) para lograr las mejores prestaciones del vehículo.
  • Chequear el dibujo y desgaste del neumático, especialmente en los meses de verano, pues el calor puede hacer que el asfalto alcance unas temperaturas de hasta 70ºC, lo que hace que el desgaste del neumático aumente.
  • Ajustar el equilibrado. Circular con el paralelo inadecuado acelera el desgaste de los neumáticos sin que en muchos casos el conductor se percate.
  • Asegurar el estado del repuesto. Si el coche cuenta con rueda de repuesto, es muy importante comprobar su estado periódicamente.

Para ir seguros, es recomendable consultar la nueva Etiqueta Europea del Neumático, que entró en vigor el 1 de mayo de 2021, para conocer los valores de eficiencia, adherencia o ruido realizado por las cubiertas. De esta forma, cuando llegue el momento de cambiarlas, se podrán escoger las que más se adecúen a las necesidades concretas del vehículo.